Las familias de acogida en el extranjero son la clave para aprender y perfeccionar un idioma. La convivencia diaria con personas de habla nativa potencia el aprendizaje de su lengua. A diferencia de una residencia de estudiantes, en el caso de las Host Families la inmersión es absoluta.  Por ejemplo mientras desayunas y lees el paquete de cereales de los Froot Loops, durante la hora de comer en la que puedes oír la radio de fondo  o por la tarde, donde pueden ponen las noticias o una buena película en versión original.

Seguir leyendo




Aún puedo recordar las horas antes del despegue, con esas mariposas que aparecen en el estómago y que te hacen replantearte si realmente estás haciendo lo correcto o deberías echarte atrás. Es cierto que llevas tiempo haciéndote a la idea, las personas con las que hablas de la experiencia te recuerdan lo buena que puede llegar a ser con comentarios como: vas a mejorar mucho tu nivel de inglés, conocerás nuevos amigos… Ahora bien, quien se va a subir al avión, eres tú.

Seguir leyendo